Survivalistas

Material de supervivencia

material para sobrevivir

Si vas a emprender un viaje que comporta serios riesgos en que se presente una situación donde tengas que sacar a relucir tus dotes de supervivencia, es recomendable que previamente se tomen ciertas precauciones por aquello que pueda suceder.

En este artículo haremos un repaso del material de supervivencia que debes tener a tu alcance para poder sobrevivir en un espacio hostil. 

Consejos para escoger el material de supervivencia 

El cuerpo humano está preparado para sobrevivir hasta tres semanas sin comida, pero solamente tres días sin agua y tres horas sin la temperatura corporal adecuada. Esta curiosidad se debe tener en cuenta cuando se prepara un pequeño kit de supervivencia.

Estar bien preparado, dramas aparte, te puede separar de la vida y la muerte. Unos días e incluso unas horas pueden ser decisivos para que alguien acuda al rescate. Aquí te dejamos algunos tips para que puedas escoger el mejor material de supervivencia.

La importancia de escoger bien el material

La máxima en cuanto a material es simple: cuantas más cosas de supervivencia básica lleves contigo, más fácil resultará superar los problemas y sobrevivir.

Pero cuanto más cargues la maleta, lógicamente más aumentará el volumen y el peso que tendrás que cargar durante la aventura. Obviamente, todo no se puede coger y será una decisión importante saber escoger.

Analiza el entorno en el que estarás

Algo que se deberá tener en cuenta es la estación del año, temperatura, tipología de terreno y otros detalles que se tendrán que analizar previamente.

Dependiendo de eso, se necesitarán unos elementos más que otros. Hay algunos imprescindibles, pero otros adicionales, que no son de extrema necesidad.

No te olvides de llevar fuego

Siempre primordial y necesario es un buen mechero para hacer fuego. No solamente es necesario para mantener una buena temperatura corporal, sino que será clave para cocinar la comida e incluso para ser visto y ahuyentar posibles animales que estén por la zona. Tener un encendedor fiable debe ser una de las máximas prioridades.

No solamente te puedes limitar con un encendedor, sino que lo puedes combinar con cerillas, un mechero o una barra para generar chispas.

Siempre es bueno en caso de urgencia tener diferentes alternativas y material de recambio. A poder ser, repartirlos entre diferentes compartimentos de la mochila o del resto de equipamiento, como chaqueta o pantalones.

Cuchillo o machete paras sobrevivir

Aunque suene muy cinéfilo, es muy recomendable tener un cuchillo de alta calidad o una herramienta multifunción que incluya un cuchillo. En una situación de supervivencia es probable que tengas que realizar un montón de tareas de corte como afilar palos, cortar ramas, cortar cuerdas u otras acciones imaginables que pueden producirse.

Es ideal que éste sea resistente y esté bien afilado antes de emprender la aventura, pues nunca sabes en qué situación te puedes encontrar y qué materiales debes cortar. Como se recomienda con el fuego, tener alternativas como dos cuchillos u otra herramienta cortante puede ir como anillo al dedo.

Una buena alternativa al cuchillo sería disponer de un serrucho. En este caso debe tener dos características primordiales: que sea resistente, pero a la vez ligero para transportarlo. Con él, podrás cortar leña para encender una hoguera. También puede ser clave para construir un refugio.

Mapa y brújula para orientarte

Otro de los materiales de supervivencia indispensables son un mapa y una brújula, ideal para la orientación. Difícilmente el móvil funcionará y no contarás con el típico GPS que te saque del apuro. Por ese motivo, sería importante llevar encima tanto un mapa de carreteras como un mapa topográfico.

Son ligeros y fáciles de guardar, pues no ocupará demasiado volumen ni incrementará mucho el peso.

Ya sería la guinda combinar un mapa con una brújula, pero en este caso es imprescindible saber cómo leer mapas y cómo orientarte usándolos. Si es algo que puede ser útil a lo largo del viaje, existen cursos donde se pueden aprender lo básico sobre estas habilidades para que las puedas practicar por tu propia cuenta.

Kit de primeros auxilios

Siempre es bueno ser previsor y tener un botiquín de primeros auxilios os puede sacar de algunos apuros. Dependiendo de donde se produzca la aventura y, sobre todo, si se tiene que adentrarse en la naturaleza, es necesario tener un pequeño botiquín con material. Son de agradecer en momentos delicados.

Debes asegurarte de que siempre será fácilmente accesible y que contará con diferentes tipos de material como vendajes de presión, desinfectante, entre otros. En el mercado existen botiquines ya completos a un precio muy asequible, pero es recomendable antes de iniciar la aventura familiarizarte con él y con todo lo que guarda en el interior.

Escoge la ropa más adecuada

No menos importante es llevar ropa adecuada, pues perder la temperatura corporal es uno de los riesgos más peligrosos en caso de una situación límite. Por muy soleado y caluroso que sea el día cuando inicies la aventura, siempre debes preparar la ropa para lo peor. Siempre debes vestirte por capas, desde una camiseta interna más técnica a una exterior de lana.

A modo de recomendación, siempre que sea posible se debe evitar poner prendas de algodón pues retiene la humedad y hace que sea menos aislante, más difícil de secar y más pesado de llevar. Esto puede terminar provocando hipotermias o neumonías. Estar cerca del fuego y contar con prendas de lana y materiales sintéticos es la mejor opción.

No se recomienda llevar prendas de algodón pues retiene la humedad y es menos aislante.

Silbato de emergencia

El silbato de emergencia siempre debería ir colgado del cuello por si te pierdes. Seguramente el sonido agudo que emita el silbato llegue mucho más lejos que la proyección de tu voz. Si se puede escoger de material, siempre será mejor uno de plástico pues son ligeros, flotan y no se oxidan.

Un espejo para el autocuidado

No es un elemento fácil de acordarse en caso de emprender un viaje, pero nunca está de más llevar encima un espejo, ideal para momentos de aseo y de señales.

Es una herramienta ligera y compacta que podrá servir para reflejar la luz a grandes distancias y para avisar de tu ubicación a personas que se encuentran lejos. Un buen sitio donde guardarlo podría ser en el botiquín.

Cuerdas

Aunque la ruta no contemple zonas de escalada ni cuevas, siempre puede ir bien unas cuerdas. Tiene varias finalidades en una situación de supervivencia como hacer el refugio, colgar la ropa o atar leños para facilitar su transporte. Tener una cuerda de alta calidad entre tus cosas puede marcar la diferencia en una situación crítica.

Agua potable y un sistema de filtrado

Siempre es recomendable salir de casa con agua, pero en el caso de empezar un viaje no vendría nada mal un sistema de filtrado. Beber agua siempre es importante y en caso de encontrarla en la naturaleza, nunca está de más filtrarla para evitar enfermedades. Los filtros de agua en este caso serán de agradecer a lo largo de toda la expedición.

Una linterna

Por último, un clásico en estas ocasiones es la linterna. La total oscuridad, si no se ha podido iniciar una fogata, puede desorientar y estresar a la persona perdida.

Cada vez son más pequeñas, ligeras y eficientes para que ocupen el mínimo espacio posible. Por ese motivo es uno de los elementos imprescindibles que se debe tener en cuenta y no pueden faltar en el kit de supervivencia.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Survivalistas
Logo
Enable registration in settings - general