Survivalistas

Guía para cocinar en caso de emergencia

cocinar en caso de emergencia

¿Qué podríamos hacer para cocinar en caso de emergencia? En toda situación alarmante, más tarde o temprano tendrás que cocinar. Es posible que no tengas suministros de gas o energía eléctrica durante días dejando inoperativa tu cocina de gas o eléctrica, tu microondas o tu calefacción.

Estés en ruta con tu mochila o vehículo, en tu casa o en un búnker necesitarás una buena cocina para comer con dignidad algo caliente. Con una cocina puedes calentar agua para asearte, cocinar alimentos crudos, y esterilizar instrumentos. Si no quieres comerte crudo cientos de latas y comida en tu búnker, deberías pensar cómo lo cocinaras.

Herramientas para cocinar en caso de emergencia

cocinar en caso de emergencia

No en todos los países o zonas existe la misma facilidad para obtener combustible con el que cocinar en caso de emergencia. En algunos países es más económico el combustible sólido (carbón o madera) y en otros es el gas o la gasolina.

En España y el norte de África es relativamente fácil encontrar bombonas azules de gas. Baratas y ligeras (en varios tamaños) es la opción más polivalente para llevar en la mochila, en el coche o en tu refugio y calentar comida durante unos pocos días.

Un equipo así lo puedes amortizar fácilmente si algún día cortan el suministro de gas en tu vivienda por una reparación y tienes que cocinar en caso de emergencia o simplemente quieres realizar una salida al campo.

A la bombona es fácil adaptarle una lámpara y obtener también una luz de campamento, aunque son más económicas las velas. Por menos de 50 euros puedes tener hornillo y bombona para salir del apuro.

Bombonas de butano para cocinar en caso de emergencia

La segunda opción para cocinar en caso de emergencia son las polivalentes bombonas de butano o propano. El propano cuesta casi lo mismo, no se congela, y tiene un poder calórico superior. La carga de las bombonas tienen un precio inferior a 20 €.

Es la opción favorita de muchos campistas y es de uso extendido todavía en muchas viviendas. Es relativamente fácil conseguirlas en muchas gasolineras no urbanas. Muchos restaurantes o grandes comedores también utilizan bombonas de butano (normalmente más grandes y pesadas guardadas en el exterior como medida de seguridad).

Una bombona de butano te puede dar para cocinar muchos días y disponer de agua caliente. Para encenderla con un encendedor de chispa es suficiente (no gastes cerillas). Además puedes tener una estufa catalítica. Pero tienes que cuidar especialmente la ventilación, sobre todo en el bunker para no intoxicarte.

Nunca dormir con la estufa de butano.

Barbacoas para cocinar en caso de emergencia

La barbacoa es otro de esos elementos que no deben faltar en tu equipo para cocinar en caso de emergencia. Puedes cocinar carnes, pescado y verduras. Puedes también utilizarlo para ahumar la carne y el pescado y alargar la vida de estos alimentos cuando no se tiene frigoríficos o lugares frescos para guardar comida.

El complemento a una barbacoa, si vives en una ciudad, es un saco de carbón para barbacoas. En la ciudad no hay muchos árboles secos para quemar y la madera de los muebles suele ser maciza y  contiene componentes químicos que se desprenden en la combustión.

Existen modelos plegables que son excelentes para cocinar en caso de emergencia.

En el mercado podréis encontrar diferentes hornillos y materiales, comúnmente para viajeros y expediciones. Algunos son polivalentes en el sentido que funcionan con diferentes combustibles en forma de gas o líquido (queroseno, gasolina, alcohol, etc.).

En Latinoamérica es más fácil encontrar estos modelos y su uso está más extendido. Los más sencillos son una simple plataforma en donde colocar un quemador de alcohol o pastillas de combustible sólido. Es solo una opción individual para cocinar en caso de emergencia y se utilizan para calentar raciones y no tanto para cocinar. Algunos de estos soportes son muy económicos (menos de 10 €).

Cómo sobrevivir a largo plazo en caso de emergencia

En un mundo post apocalíptico llegará un momento que las bombonas se agotaran y tendréis que saber cómo cocinar en caso de emergencia. Unas cocinas funcionan con leña, otras con alcohol y otras son mixtas.

El alcohol también pueda acabarse o evaporarse, pero es fácil de fabricar artesanalmente. Tenéis la opción de la gasolina y para evitar que se volatilice o explote en tu cara tienes que mezclarlo con tierra. Dura más y es más seguro.

Lo ideal para sobrevivir es un horno que posibilite combustión con combustible líquido y con sólidos (madera, carbón). Pero si quieres ser un auténtico superviviente, deberías saber construirlo tu mismo.

Recomendaciones para quienes buscan algo más

Si quieres pensar a lo grande, para tu casa o búnker piensa que existe la posibilidad de instalar dentro o fuera de tus instalaciones diferentes modelos de depósitos de combustible (gasoil) que pueden ser desde los 200 litros a 50.000 litros. Esto garantiza energía y combustión para muchos meses con los que cocinar en caso de emergencia.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Survivalistas
Logo
Cuando está habilitado, guarde los enlaces permanentes en Ajustes - Enlaces permanentes