Survivalistas

Asearse en caso de emergencia

asearse en caso de emergencia

Asearse en caso de emergencia es un momento crucial para centrarnos en la gestión del agua y los residuos orgánicos. Con un poco de suerte conseguirás agua para beber, cocinar y asearse. Pero, ¿qué hacemos con los residuos? ¿Cómo asearse en caso de emergencia? Muchos tienen sus mochilas preparadas y sus despensas repletas de comida, pero hay otras herramientas que te ayudarán a salir de estas situaciones tan alarmantes.

6 ideas para asearse en caso de emergencia

asearse en caso de emergencia

Muchos eventos catastróficos implican el corte del suministro eléctrico y por extensión de agua. Un terremoto, una tormenta, una explosión nuclear o algo similar implicaría no tener electricidad en tus enchufes ni agua en tu grifo. Veamos algunos productos con los que asearse en caso de emergencia.

Depósitos de agua

Lo primero que debes hacer es acopio de agua. Siempre encontrarás agua residual en la red o en el calentador, incluso llenando todo lo que puedas cubos o la bañera. En la sección sin agua en casa encontrarás muchas ideas.

Sin abundante agua, que podrías recoger de la nieve, río cercano, playa o lluvia, tu letrina convencional no servirá de nada. Incluso si vives en un piso bajo en pocos días insectos o ratas podrían salir por tu lavabo. En una gran ciudad sin una circulación continua de agua, miles de ratas podrán moverse a sus anchas y salir al exterior.

Sin agua y sin una buena higiene la proliferación de malos olores atraerá miles de insectos y generará posibles focos de infección de enfermedades. Si además en el escenario añadimos cadáveres sin recoger y toneladas de basura en la calle, es fácil entender por qué debes salir corriendo de la ciudad.

Urinarios caseros

La solución para asearse en caso de emergencia y que tus heces y orines no sean un problema podría ser la siguiente:

En un cubo o garrafa grande, de tapa hermética y con un gran embudo, puedes improvisar un urinario donde los hombres pueden depositar la orina. Puedes transformar una botella de plástico en un botella urinario (de uso común en hospitales).

Las mujeres deben hacerlo en una palangana o cuña hospitalaria y luego volcarlo en el cubo de la orina. También existen modelos de botella urinario para mujeres. Cuando el cubo está lleno, se lanza al alcantarillado. La palangana o botella se limpia con una toallita húmeda desinfectante y se guarda dentro de una bolsa de plástico para evitar olores.

Para las heces puedes colocar bolsas de basura resistente y defecar en ellas. Luego cerrarlas, dentro de otra segunda bolsa y depositarlas en un cubo con tapa, preferentemente hermético. Este cubo de servir para restos de comida, pañales y compresas.

Cuando esté lleno, debes dejarlo en una zona segura donde puedas quemarlo, lejos de tu vivienda y contra viento para evitar el olor. Deberias ponerte de acuerdo con otros supervivientes sobre qué zonas serán para ubicar las basuras o pronto tu calle parecerá un estercolero.

Las mejores herramientas para supervivientes:

Water portátil para asearse en caso de emergencia

Estos procedimientos anteriores puedes utilizarlos para tu refugio o bunker. Para heces y orina existen las denominadas letrinas de emergencia, que son unas sillas plegables o cubos preparados para asearse en caso de emergencia. Luego de realizar las heces y la orina, lo guardas en un contenedor estanco.

Otra posibilidad es utilizar letrinas químicas para asearse en caso de emergencia (como las utilizadas en caravanas). Utilizan un líquido que disuelve las heces, la orina y el papel y especialmente eliminan los malos olores.

Un water químico no necesita instalación ninguna, no pesa y puede moverse, aunque consume algo de agua. Su precio es inferior a 100 euros. Una garrafa de 5 litros, por unos 30 euros es suficiente para 1 mes. Cada 2 o 3 días debes vaciar el depósito del water químico y volcarlo a un cubo grande y hermético.

Para eliminar malos olores de las heces, comida o compresas, la arena para gato es muy efectiva y económica.

Toallitas higiénicas para la zona íntima

Otro producto para asearse en caso de emergencia son las toallitas húmedas perfumadas, que ocupan menos espacio, proporcionalmente, que los rollos de papel. Además de que el gasto es menor, permiten limpiar las zonas íntimas (especialmente para mujeres y niños pequeños) de forma efectiva sin necesidad de consumir agua, que en situaciones para asearse en caso de emergencia es un bien preciado y escaso.

El confinamiento prolongado (de varios días) en un bunker con raciones de emergencias reducirá mucho nuestras acciones de defecar, pudiendo pasar días sin necesitarlo, siendo la limpieza del ano con toallitas la mejor opción para evitar infecciones.

Bomba de aguas residuales

Si tienes corriente eléctrica una solución para asearse en caso de emergencia son las bombas de aguas residuales. Consta de una pequeña turbina que se incorpora al WC, lavabos, lavadoras, duchas, lavavajillas, que recoge el agua y la manda a hasta 4 metros de altura o 100 metros de distancia.

Es posible incorporar un solo motor para varias entradas. Es ideal para sanitarios en sótanos o lugares donde es imposible instalar un desagüe. El agua residual puede ir al alcantarillado convencional (si se encuentra cerca) o a una fosa séptica. Si no se realiza una fosa distanciada a muchos metros de cauces de ríos, pozos, mar o lagos.

Un depósito externo elevado de agua que pueda ser llenado fácilmente (aunque sea con cubos) es muy recomendable para un bunker o refugio en el que asearse en caso de emergencia. Por gravedad tendríamos agua cómodamente en el grifo del bunker.

La instalación puede ser muy simple, con mangueras y sistemas de riego de jardín. Otra alternativa es dentro del bunker tener depósitos de 25 litros encima de una estantería conectados con un pequeño grifo al fregadero o WC.

Ducha portátil

Las duchas se pueden improvisar con sistemas portátiles de excursionismo para asearse en caso de emergencia. Un potente pulverizador o una mochila de agua para jardines pueden sustituir una ducha de forma efectiva y economizar agua. La mochila de agua sirve además para realizar descontaminación, transportar agua al refugio, para regar el huerto o apagar el fuego.

Un último consejo por si te encuentras en el campo

Si te encuentras en el campo, tus heces y orines deben ser enterradas. Si no llevas pala con tu machete de supervivencia puedes afilar un palo para usarlo como pico y con un plato extraer la tierra que dejaras junto al agujero. Con un palo empuja tus heces al agujero y mézclalo con tierra (favorece su descomposición). Después tápalo.

Ocultar nuestros residuos, así como las posibles hogueras en algunos escenarios de supervivencia es primordial para no dejar rastro e impedir nuestra persecución, por ejemplo de perros u otros animales peligrosos. También es aconsejable hacer tus necesidades con tu arma o equipo preparados y quizás un compañero que vigile. Si es necesario llévate las heces en una bolsa.

Si utilizas papel higiénico para asearse en caso de emergencia, entiérralo y no lo quemes, podrías causar un incendio. La orina se evapora pronto, pero no debes orinar en piedras, que retienen los productos químicos.

Si el campamento se prolonga en tiempo, se deberá habilitar una zona para ello, alejada del campamento lo suficiente para evitar olores y atraer animales o insectos. Si el terreno es blando, se puede cavar un hoyo profundo. Si el terreno es duro una trinchera alargada poco profunda (mínimo 20 cm).

Después de realizar las necesidades se vuelca la tierra necesaria. En todo caso la zona de las letrinas puede mejorarse con barandillas, asientos o biombos de arbustos o tela que hagan esta zona más íntima. No es recomendable limpiarse con hojas o piedras. Algunas hojas producen alergias de piel o las piedras cortes en tus partes más íntimas. Una infección en una situación de supervivencia puede ser mortal.

Más herramientas para supervivientes:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Survivalistas
Logo
Cuando está habilitado, guarde los enlaces permanentes en Ajustes - Enlaces permanentes